Rosa Posa habla en ABC: “Es un avance en derechos humanos”

"Toda ley a favor de los derechos de lesbianas y gays en cualquier parte del mundo es un avance en los derechos humanos. Pero una ley de matrimonio no significa la plena igualdad, no significa que automáticamente se termina la discriminación hacia lesbianas, gays, personas trans, bisexuales e intersex. ¡Ojalá! Sería todo mucho más sencillo," opina Rosa Posa, desde Aireana –grupo por los derechos de las lesbianas– acerca de la aprobación del matrimonio homosexual en Argentina.

Sobre el matrimonio gay-lésbico define: "Habría que debatir profundamente sobre la institución del "matrimonio" en sí, tanto heterosexual como homosexual. Por un lado se trata de un contrato que proporciona el acceso a determinados derechos a las dos personas. Por otro lado hay un mito del matrimonio como si fuera la expresión máxima de amor; así nos lo enseñan en los cuentos, en las películas, en las novelas. Hay que cuestionar ese modelo patriarcal, y no tomarlo como el único. Se puede mirar el matrimonio como un derecho, y se puede mirar también como una opresión; como una forma de relación que durante siglos esclavizó y sigue esclavizando a las mujeres. Ya lo decía Serafina Dávalos … Desde este punto de vista ¿para qué luchar para adquirir una opresión?".

Por otro lado considera que "el matrimonio gay-lésbico viene a reglamentar algo que ya existe. Hace mucho tiempo que existen parejas de lesbianas y parejas de gays, con hijos o sin hijos que están desprotegidas ante la ley como pareja. El matrimonio otorga los derechos respecto a los hijos e hijas, a los bienes, a las decisiones en caso de enfermedad, etc. Pero sería bueno también reflexionar sobre marcos jurídicos más amplios que el matrimonio, que protegieran los derechos de las personas independientemente de su orientación sexual y su identidad de género."

Adopción de niños

Acerca de la posibilidad de que un matrimonio gay-lésbico acceda a la adopción de niños, responde: "Es reglamentar algo que ya existe. Las parejas de lesbianas y de gays, no solamente tienen hijos/as por adopción, sino que pueden ser de matrimonios heterosexuales anteriores, por inseminación artificial, etc., además de la adopción como individuos. Esta ley en Argentina solucionará la vida de muchas parejas cuyos hijos/as estaban vinc ulados por ley solo a una de ellas, dejando a las niñas/os desprotegidos si le pasaba algo a esta persona, ya que no tenían lazos legales con la otra".

Acerca de si parejas gay o lésbicas de Paraguay puedan querer casarse en Argentina, refiere: "Bueno, acá no les serviría el matrimonio, puede hacerse de forma simbólica si quieren, ¿por qué no?".

Cuenta que en el vecino país "ya había "turismo gay", hasta hoteles o incluso paquetes turísticos para participar de la marcha del orgullo.

No sabemos realmente si la aprobación de matrimonio aumentará este tipo de turismo. Veremos dentro de unos años".

Entiende que la ley "es un tema de derechos humanos, que tiene que ver con la igualdad (aunque no sea toda la igualdad), y no correspondería a una motivación económica".

Agrega Rosa Posa que esta ley "favorece a las lesbianas, a los gays, a las personas bisexuales. Pero no beneficia directamente a las personas trans, ya que, efectivamente podrían casarse (según su orientación sexual ya podrían casarse antes), pero no con sus nombres elegidos, sino con sus nombres de nacimiento".

Asevera que "lo interesante de este tema es el debate que se genera a su alrededor. Contrariamente a lo que dicen los grupos fundamentalistas religiosos, el matrimonio entre personas del mismo sexo no es ninguna amenaza para nadie; se trata simplemente ampliar los derechos para que alcancen a más personas."

Subraya que "el trabajo para terminar con la discriminación es muy grande, porque los prejuicios contra lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersex son enormes. Conseguir el matrimonio es un paso más, pero no lo es todo ni la única forma. Es necesario seguir trabajando contra la discriminación laboral, luchar contra la violencia ejercida hacia LGTBI, trabajar por la inclusión en el sistema educativo, el buen trato en los servicios de salud, etc."

http://www.abc.com.py/abc/nota/153320-Es-un-avance-en-derechos-humanos/