La Comisión Internacional de Derechos Humanos para Gays y Lesbianas nombra a un nuevo director ejecutivo

Para Publicación Inmediata

Contacto de Prensa:
Roberta Sklar
, Directora de Comunicación; +1-917-704-6358; rsklar@iglhrc.org
Brian Tofte-Schumacher, Director Adjunto de Comunicación; +1-212-430-6015; btofte-schumacher@iglhrc.org

FrançaisEnglish


Photo: Joel Greenberg

(NUEVA YORK)— La Comisión Internacional de Derechos Humanos para Gays y Lesbianas (IGLHRC), una organización que desde hace 22 años se dedica a fortalecer los derechos de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT) alrededor del mundo, anuncia hoy la designación de Jessica Stern como directora ejecutiva. Stern, quien sirvió anteriormente como directora ejecutiva interina y directora de programas, es una emergente e innovadora líder en el movimiento internacional de derechos humanos.

“La experiencia que ha demostrado Jessica en el avance de derechos humanos a nivel internacional y su fuerte conocimiento de los mecanismos globales de derechos humanos están alineados perfectamente con las necesidades de los movimientos LGBT actuales,” expresó Todd Larson, copresidente de la mesa directiva de IGLHRC. “Jessica aporta una profundidad de visión, inteligencia e innovación al rol de director ejecutivo. Estamos muy entusiasmados de tenerla al timón de nuestros esfuerzos para mejorar las vidas de las personas LGBT en el mundo.”

A lo largo de los últimos años, ha habido avances trascendentales en derechos LGBT a nivel local, regional e internacional, y la colaboración de Stern con otros defensores de derechos humanos alrededor del mundo, representando a IGLHRC, ha contribuido al adelanto estos acontecimientos históricos.

Stern lideró exitosamente el último año de la solicitud de IGLHRC para obtener acreditación oficial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Desde que recibió este estatus, Stern ha supervisado los compromisos de IGLHRC con la ONU, un trabajo que ha incluido la colaboración, edición y apoyo a reportes sombra que documentaron violaciones a los derechos de personas LGBT en 18 países, y que en cada instancia generaron reprimendas a los gobiernos en revisión. De forma similar, bajo el liderazgo de Stern, IGLHRC creó alianzas con activistas alrededor del mundo para promover la retención de “orientación sexual” en una resolución que condenó las ejecuciones extrajudiciales – durante una de las votaciones más exitosas en materia de derechos LGBT en la historia de la ONU – y la aprobación de la primera resolución de la ONU que condena cualquier violación de derechos humanos basada en orientación sexual o en identidad de género.

Stern fue coautora de un Amicus Curiae sobre el caso de Karen Atala e hijas contra el Estado de Chile, el cual presentó un argumento que más tarde fue utilizado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un fallo histórico que estableció que la orientación sexual y la identidad de género son categorías protegidas bajo la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

El trabajo de Stern demuestra que la coordinación regional y la presión internacional fortalecen el cambio doméstico. Cuando una pareja fue arrestada en diciembre de 2009 en Malawi por lo que fue percibido como una ceremonia de compromiso de dos personas del mismo sexo, Stern emprendió una serie de intervenciones conjuntas durante los años que siguieron, incluyendo el trabajo con líderes defensores de derechos humanos de Malawi en la ONU y frente a la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. La pareja, que habría sido sentenciada a 14 años de prisión, fue absuelta, y en abril 2012, la actual presidenta Joyce Banda anunció su intención de descriminalizar la sodomía.

“Me siento muy honrada por este nombramiento” expresó Stern. “Mi visión para IGLHRC es que donde sea que el poder esté – gobierno, negocios, o en la familia – las personas LGBT deben estar ahí, también, exigiendo que nuestros derechos sean protegidos, que podamos vivir de forma segura, y que el mundo reconozca nuestra dignidad.”

“Como directora ejecutiva, Jessica no solo va a continuar el trabajo que ha estado haciendo, sino que lo va a intensificar” comentó Dorothy Sander, copresidenta de la mesa directiva de IGLHRC. “Es una líder en movimiento.”

Contexto Biográfico

Stern comenzó su carrera como organizadora comunitaria en el norte empobrecido de Filadelfia con la Unión de Kensington por los Derechos de Bienestar, y como defensora por la reforma electoral dentro del Centro de Derechos Constitucionales, tras la elección presidencial estadounidense del año 2000. En 1999, Stern se convirtió en miembro fundador y codirectora de Bluestockings, en ese entonces la única librería exclusiva para mujeres, que buscaba contribuir al nacimiento de escritoras, artistas y activistas a la vanguardia del trabajo sobre género y sexualidad. Ha ocupado roles de liderazgo con varias organizaciones basadas en Estados Unidos, particularmente sirviendo por casi una década como miembro de la mesa directiva de Queers for Economic Justice, una organización originada en el sistema de refugio de Nueva York que trabaja con la intersección entre sexualidad y economía. El 19 de septiembre, participó en el lanzamiento del periódico A New Queer Agenda, una publicación del Centro de Barnard de Investigación en Mujeres, en el cual contribuyó con “Así es como se ve el Orgullo: Miss Major y la violencia, pobreza e encarcelación de mujeres transgénero de bajos ingresos.”

A nivel internacional, Stern comenzó su trabajo con el Centro para el Liderazgo Global de las Mujeres, un instituto de la Universidad de Rutgers que fundó la campaña de “16 días de activismo contra la violencia de género.” De ahí, se trasladó a Montevideo, Uruguay, para trabajar para Control Ciudadano, una coalición global que buscaba hacer responsables a los gobiernos frente a sus compromisos bajo la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer y frente a la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social. En Amnistía Internacional investigó y ayudó a desarrollar el influyente reporte “Stonewalled”, documentando la brutalidad policial contra individuos LGBT en Estados Unidos. Pasó a convertirse en la primera investigadora sobre derechos LGBT en Human Rights Watch, donde escribió reportes documentando la violencia anti-LBT en Kirguistán y la discriminación contra parejas binacionales del mismo sexo en EEUU. Integró IGLHRC en 2010, primero como directora de programas y más tarde como directora ejecutiva interina.

Stern fue educada en Estados Unidos, México e Inglaterra. Recibió sus masters en derechos humanos de la London School of Economics donde su disertación recibió honores.